¿Cómo hacer un buen mantenimiento de piscinas en invierno?

como hacer un buen mantenimiento de piscinas en invierno

Una vez acabada la temporada de verano, llega el momento de efectuar el cierre de la piscina. Muchas veces, podemos pensar que no es necesario realizar un mantenimiento de piscinas en invierno, ya que la mayoría de las piscinas no son climatizadas. Sin embargo, para prevenir problemas de cara al inicio de la siguiente temporada de baño, es de vital importancia efectuar pequeñas labores a lo largo del invierno para conservar en buen estado los elementos que conforman la depuradora y reducir el deterioro del agua de la piscina, siendo mas fácil realizar el arranque de la temporada “puesta a punto”.

Cómo preparar la piscina para el invierno

A continuación, explicamos en que consisten las labores del mantenimiento de piscinas en invierno:

  • Instalación de la lona o cobertor de invierno. En caso de que no dispongas de una lona o se encuentre en mal estado puedes contactar con nosotros para facilitar un presupuesto de suministro e instalación.
  • Cuidado y conservación de los equipos exteriores a la depuradora, como pueden ser: las duchas, las escaleras, aros salvavidas…
  • Protección de los elementos de la depuradora y adaptación del circuito hidráulico para la temporada de invierno.
  • Utilizar los productos químicos correspondientes, ya que no vamos a utilizar la piscina, es necesario adaptar los niveles de agua para evitar roturas en las tuberías, debido a la congelación del agua. Además, es importante revisar estos niveles, ya que con las lluvias la piscina podría desbordar.

De esta manera, podemos valorar que es esencial realizar un mantenimiento adecuado en la piscina para así asegurar que la siguiente temporada de verano no tengamos que renovar el agua, ahorrándonos la tarea de vaciar y volver a llenar el vaso de la piscina. Es muy importante verificar que el agua de nuestra piscina esté en buenas condiciones de cara a los meses de uso, de esta manera, estará la instalación en perfectas condiciones cuando sea la próxima temporada de baño.

Adaptaremos los parámetros de la depuradora para que el agua vaya filtrándose durante unas horas específicas en dependencia de la climatología, con este control periódico salvaremos el agua de entrar en un estado de descomposición en el caso de que el agua estuviese sin circular.

Para facilitar nuestras labores en el mantenimiento de la piscina durante todo el año, es muy importante tener un reloj horario que podamos programar en dependencia de la época del año, teniendo en verano mas horas de trabajo de depuración y en invierno menos. De esta forma, no tendremos que estar encendiendo o apagando la depuradora de manera manual. En caso de no contar con un reloj programador o que se encuentre averiado, nosotros nos encargamos de la instalación de estos equipos, este elemento nos ayuda a automatizar el proceso, consideramos que la instalación de estos elementos, así como su renovación en caso de avería, es lo más recomendable para conservar nuestra instalación y calidad del agua a largo plazo.

Es recomendable reducir la carga de trabajo a la depuradora en invierno, por ello, las lonas o cobertores de invierno son una medida muy eficaz para conservar el agua en buen estado, reduciremos la entrada de suciedad y las horas de funcionamiento de los equipos, a su vez reduciremos el consumo, no solo al tener que renovar el agua, si no que también ahorraremos en electricidad.

[Total: 1   Promedio: 5/5]
Call Now Button